Entrevista con la Doctora Carmen Ochoa especialista en reproducción asistida

Entrevista realizada por la SER en el programa Hoy por Hoy (23/01/2023)

Vamos a hablar de algo que preocupa a muchas mujeres, a muchas mujeres cuyo sueño es el de ser madre. Hablamos de la esterilidad y de las técnicas de fertilidad que existen y que se pueden desarrollar. No se si saben que en cantabria se ha desarrollado con éxito por primera vez en Europa una de esas técnicas de fertilidad. Su responsable nos acompaña hoy, es la Doctora Carmen Ochoa. Responsable de la clínica Cer Santander, que fue además la primera en conseguir una fecundación in vitro en España en un hospital público. Esto sucedió en el año 1985.

Desde ese momento hasta la actualidad, ¿Cómo han avanzado las técnicas y la investigación para seguir avanzando en la solución a problemas de infertilidad que hace unos años parecían insalvables?

Pues han evolucionado muchísimo. Han evolucionado desde el punto de vista de la medicina, los medicamentos que utilizamos, desde los laboratorios, las condiciones de cultivo y desde las herramientas de las que disponemos para poder hacer diagnósticos. Las tasas de éxito antes eran muy bajitas. En el año 85, 84, 83, que yo empecé y hasta ahora que son totalmente distintas. Actualmente, prácticamente el 80, 85% de las mujeres que se someten a un tratamiento de reproducción asistida consiguen el éxito. Consiguen el éxito en diferentes momentos. Bien, y hay un porcentaje de entre un 20 y un 25% que no lo consiguen. Esto son lo que llamamos los casos de alta complejidad.

Y también, actualmente, para los casos de alta complejidad, tenemos procedimientos tanto diagnósticos como terapéuticos para poder resolver estas cuestiones. En este caso, nosotros, por ejemplo, estamos realizando un procedimiento mediante la medicina regenerativa, que es una medicina también muy reciente y que está aplicándose en diferentes áreas de la medicina, como la traumatología, la oftalmología, la piel, la osteomatología, etcétera. Y ahora le ha tocado el terreno a la fertilidad en la que tenemos unas aplicaciones muy, muy importantes y muy esperanzadoras.

Enseguida entramos en cómo se aplica esa medicina regenerativa a los casos de fertilidad, pero no sé si es una pregunta muy simple, pero ¿A qué se debe la infertilidad?

Bueno, si partimos de la base de que entre el 14 y 16% de la población en edad fértil va a tener algún problema de esterilidad, y si a eso le añadimos el retraso de la maternidad, al cual nos vemos, pues bueno, esta sociedad abocada, ese es uno de los principales factores por el cual hay tanta esterilidad. Hay una esterilidad de origen patológico en mujeres jóvenes y hay otra esterilidad debido al retraso de la maternidad. Esa segunda esterilidad es algo fisiólogico que ocurre. Es decir, a partir de los 30 años, así de duro es, a partir de los 30, la fertilidad disminuye.

¿Quién en nuestro momento actual, en nuestra sociedad, quiere tener hijos con 30 años? Las mujeres nos hemos incorporado al mercado laboral con todo nuestro derecho. Queremos estudiar, queremos progresar y queremos tener una vida razonable. Todo eso hace que ese tiempo que se dedica a la maternidad se posponga y nuestros ovarios disminuyan su capacidad de reserva, es decir, los folículos y óvulos que están ahí dentro vayan disminuyendo y todavía un poquito más adelante, también se nos vaya estropeando el endometrío. Por lo tanto, esto sí que es una epidemia realmente, sobre todo es una epidemia en las sociedades avanzadas.

En ese porcentaje de mujeres que han superado ya la edad de los 30 años, estaríamos en casos de fertilidad que no se hubieran producido de haberse propuesto ser madres en la década anterior, entre los 20 y los 30.

Efectivamente, la veintena de la vida es la época fértil por excelencia. Cualquier problema que exista, que puede existir, será siempre menos grave en la veintena de la vida que a partir de la treintena. Y no quiero ni hablar de la cuarentena, que ya ahí es muy serio el tema. Pero la gran mayoría de las mujeres que acuden a las consultas están rondando los 40 años. La media de edad de los pacientes que acuden a nuestra clínica tienen 41 o 42 años. Es mucha edad.

Háblenos de ese concepto, de la medicina regenerativa. ¿En qué consiste y cómo se aplica para superar la esterilidad?

La medicina regenerativa en fertilidad la estamos utilizando a dos niveles. Uno, a nivel ovárico, intentando mejorar esa reserva de folículos que vemos que está disminuida con el paso del tiempo o que puede estar disminuida de manera patológica en mujeres jóvenes. De esta manera, intentamos estimular eso que llamamos los folículos durmientes. Tener más folículos supone tener más óvulos, y si tenemos más óvulos, hay más probabilidades de que alguno de ellos sea bueno. Bueno, son unos tratamientos que se están haciendo ahora. En algunas ocasiones se les llama rejuvenecimiento ovárico.

A mí no me gusta ese término porque no es una medicina estética del ovario, ni muchísimo menos, sino es actuar sobre unos folículos que son lo que llamamos folículos durmientes, que pensamos que se mantienen en el ovario a lo largo de mucha vida de la mujer, aunque ya no tenga tanto folículo de manera fisiológica. Bien, eso por un lado está a nivel endometrial. De ese 20, 25%, que he dicho de mujeres que no consiguen la gestación, un porcentaje importante es debido a problemas endometriales, problemas en relación a la falta de vascularización. Todo el proceso de implantación de un embrión en el endometrio es un proceso vascular, es un proceso que nosotros llamamos con una palabra técnica de angiogénesis, es decir, de formación de vasos y de que a esos vasos les llegue sangre.

Fíjate que importante que cuando un bebé nace, cuando una mujer se embaraza, tiene un órgano nuevo que es la placenta, y ese órgano se ha formado mediante angiogénesis. Por lo tanto, si hay un problema vascular en ese endometrio, cuando ponemos el embrión, no va a haber intercambio de sangre, no va a haber formación de vasos y entonces no se va a producir la implantación bien. Utilizando medicina regenerativa, en concreto factores de crecimiento, planetario y plasmático, nosotros podemos hacer que ese tejido que está a funcional, vuelva a tener su correcta homeostasis y se pueda producir esa correcta angiogénesis.

¿Cómo se estimula? ¿Cómo se consigue que el endometrio y todo lo que nos ha contado, que de alguna manera ha ido perdiendo actividad por el paso de los años, tenga esa estimulación? ¿Cómo se hace?

Bueno, los factores de crecimiento son factores que tenemos todos los seres humanos en nuestro cuerpo. La cuestión es que los tenemos repartidos por todo el cuerpo y ellos van a los tejidos que consideran que hay que reparar. Probablemente el endometrio, a partir de cierta edad, no lo consideren necesario reparar. Probablemente el endometrio, a partir de cierta edad, no lo consideren necesario reparar porque les parece que ya somos mayores. Entonces, fuera. Pero nosotros sacamos de la sangre del paciente esos factores de crecimiento mediante unos procedimientos de laboratorio. Para el paciente es una extracción de sangre.

A eso me refería. Porque sabemos que hay técnicas de reproducción que son muy duras, que son procesos largos e incluso dolorosos en algunos momentos. Esto que nos cuenta no es así.

No, esto es una extracción de sangre, se le saca la sangre. Es un proceso de laboratorio todo lo que se hace después. Y de hecho, ese plasma que utilizamos, ese plasma rico en factores de crecimiento, los podemos congelar. Y después lo colocamos mediante instilaciones intrauterinas, como si fuera una inseminación. Vamos a colocar dentro del útero, que es un proceso que no duele nada, vamos colocando en unos días concretos este producto. Este producto lo que hace es, in situ, en el lugar en el cual queremos que actúe, le hemos aportado un concentrado elevado de factores de crecimiento que van a empezar a hacer todas las acciones que tienen los propios factores de crecimiento. Lo hacemos en diferentes momentos con diferentes números de instilaciones en función el caso, y ya después se transfiere el embrión que tenga la señora par transferir.

Esta técnica tuvo su primer éxito, podríamos decir, en el año 2019, el primer nacimiento que se produjo gracias a esta técnica. Desde ese momento hasta ahora, ¿cuántos niños y niñas han nacido gracias a su utilización?

Bueno, pues han nacido bastantes, bastantes en la NE concreta el número no lo tengo pero si puedo decir que el 60% de los casos tratados han sido nacimientos, la tasa de abortos es muy muy baja con lo cuál también se indica no solo los fallos repetidos de implantación sino en las abortadoras de repetición por supuesto descartando otros factores que también habrá que estudiar y bueno aporta un porcentaje muy muy alto de tasa de éxito. Nosotros en lo que estamos muy esperanzados es que la tasa de abortos es muy baja.

La tasa de otro tipo de embarazos que llamamos bioquímicos es bajísima todavía más baja, con lo cuál el embarazo es evolutivo y con niño en casa con lo cuál es tremendamente importante. Y luego hay otro dato que nosotros hemos descubierto en el estudio que hemos hecho y es el que hemos encontrado una correlación que no estaba de alguna manera definida que es saber el pronóstico que tiene el caso en función de unos datos basculares ecográficos, hemos podido encontrar esa correlación lo cuál es llevar a una medicina muy sencilla unos procedimientos muy sencillos algo muy complejo que es a lo que tenemos que tender, a una medicina no invasiva, a hacer las cosas sin que el paciente sufra y a tener impresiones diagnósticas correctas lo más correctas posibles en base a datos sencillos para el paciente.

Estamos ante lo que se denomina la medicina personalizada, aquí cada mujer recibe el tratamiento indicado para el problema que tiene concreto y lo que ha impedido que hasta ese momento consiguiera desarrollar un embarazo.

Efectivamente hemos pasado de la medicina protocolizada que eran los protocolos y que estaban muy bien y siguen estando muy bien para determinados aspectos de la medicina. Ahora la medicina es absolutamente individualizada, es decir, cada mujer va a tener una respuesta concreta, una indicación concreta y tiene una situación concreta. También basada en los estudios previos que les hacemos antes de aplicar el tratamiento y esto es absolutamente individual, no es extrapolable a otra persona.

Los avances que se han producido hasta llegar a ese primer embarazo que llega a termino con el nacimiento, hace pensar que la investigación continua y que todavía se puede reducir a un más el número, el porcentaje de mujeres que no consigan ese embarazo a pesar de la edad.

Efectivamente eso es así. Nunca llegaremos al 100% y no es por ser derrotistas sino porque la vida no es el 100% en nada y la medicina no es el 100% en nada ni el 0% en nada. Esos extremos no existen pero si que podemos llegar a cifras muy muy muy altas. Cuando yo empecé a hacer medicina de la reproducción en el año 83 la tasa de éxito que hablábamos en un ciclo de fecundación in vitro no superaba el 16% lo cuál era tremendo conseguir un éxito era con un logro tremendo. Hoy en día hablamos de cifras del 60, 70% o sea es otro mundo.

Desde luego que si. ¿Cómo de complicado son luego esos embarazos, estamos en embarazos a los que hay que prestar mucha atención? ¿Son embarazos de riesgo? ¿Son embarazos que requieren mucha atención también?

Siempre una mujer por encima de 40 años se considera una embarazada de riesgo. Siempre requieren unos controles exhaustivos pero bueno la realidad es que

gracias a los controles obstétricos que hay hoy en día la tasa de problemas es pequeña. Pero si que es verdad que hay más riesgo de clansia preclansia y de situaciones de partos prematuros.

Los partos prematuros secundarios a las gestaciones múltiples los hemos disminuido muchísimo por ejemplo: nosotros solo transferimos siempre un embrión, uno, salvo que un paciente insista mucho y sea una decisión muy personal del paciente, en ese caso a lo mejor dos, jamás tres embriones y desde luego siempre siempre transferimos un único embrión con lo cuál la tasa de gestación múltiple por haber transferido dos embriones la tenemos prácticamente a cero. Otra cosa es que transferimos un embrión en un estadio que todavía no se ha dividido en dos en el supuesto de tener toda la información genética para dividirse en dos, lo que llamamos los gemelos idénticos, entonces bueno… eso es así. POr lo demás la gestación de mujeres por encima de 40 años es una gestación de cuidados especiales.