El método ROPA significa “recepción de óvulos de la pareja”. Junto con la inseminación y la fecundación in vitro con semen de donante, es una de las alternativas que tienen las parejas entre mujeres para conseguir ser madres.

La gran ventaja del método ROPA frente a la inseminación artificial o la fecundación in vitro con semen de donante, es que su proceso es una opción más atractiva porque las dos mujeres participan activamente en la creación y nacimiento del bebé.

Al extraer y fecundar los óvulos de una de ellas e implantar el embrión obtenido en el útero de su pareja, ambas mujeres cumplen un rol fundamental: una aportará en material genético (aportando el óvulo) y la otra llevará adelante la gestación (la que queda embarazada).

¿Cuál es el primer paso en el método ROPA?

En la primera etapa se evalúa a la pareja, determinando en función de los antecedentes y datos clínicos, la indicación del tratamiento. Se solicitan los estudios necesarios a ambas integrantes de la pareja a fin de determinar si son candidatas para la realización de esta técnica.

Además, se solicita información detallada de los aspectos relacionados con el procedimiento propiamente dicho y se asesora acerca de los plazos del tratamiento y de las posibilidades de que se lleve a cabo con éxito.

¿Quién es el donante de semen?

La donación de semen es anónima y 100% confidencial, es decir, ni las futuras mamás conocen al donante ni éste sabe la identidad de las pacientes que reciben sus espermatozoides.

La elección del donante y su emparejamiento o “matching” con la pareja receptora será llevada a cabo minuciosamente por el banco de semen en base a la similitud física y datos clínicos a tener en cuenta en cada caso.

Para esto, la pareja realizará una entrevista en el banco de semen, a fin de determinar la asignación de la muestra.

 

¿Que viene después de los estudios?

El método ROPA es un procedimiento en el que participan dos pacientes:

Paciente 1: La aportante de óvulos, que es quien cede sus ovocitos.

Paciente 2: La receptora, que es quien recibe el embrión proveniente de esos óvulos con el objeto de alcanzar y llevar adelante el embarazo.

Para poder efectuar el procedimiento en un mismo momento, deberán sincronizarse los sangrados menstruales de ambas pacientes. De este modo, al mismo tiempo que la aportante estimula sus ovarios para obtener los óvulos, la receptora prepara su útero para recibir el embrión.

En primer lugar, se realiza la estimulación ovárica de la aportante de óvulos. A partir del inicio de la menstruación se indica medicación por aproximadamente 10 días (por lo general inyectable y que la paciente se auto-administra) y se monitoriza el crecimiento de los folículos con controles ecográficos periódicos a fin de determinar ajustes de dosis y momento de la captación de los óvulos.

En segundo lugar, la preparación endometrial de la receptora. El endometrio es la capa interna del útero, que debe crecer y prepararse para que el embrión pueda implantar y constituir un embarazo.

Dicha preparación es sumamente sencilla y bien tolerada. Se logra por medio de medicación administrada vía oral y/o transvaginal durante 10/14 días. Durante este período se realizan controles ecográficos para determinar ajustes de dosis y evolución del tratamiento.

¿Tú y tu pareja estáis buscando quedaros embarazadas?

Solicita información sobre el método ROPA sin compromiso en una primera cita gratuita en CER Santander con la Doctora Carmen Ochoa, pionera en fecundación in vitro.