Una vez que te comunican que puedes ser madre únicamente con ovodonación, entendemos que por más deconstruida que estés, puede generarte una mezcla de sensaciones. Aparecen miedos, dudas y preguntas dentro de tu interior que hasta ese momento no estaban. 

Por eso decidimos crear este artículo, para ayudarte a ver la situación desde otra perspectiva. Te dejamos una lista de consejos que te ayudarán a tener otra perspectiva de la situación:

 

  • Tu deseo desde un principio es el mismo: ser madre.

 

Muchas mujeres nos plantean frases como “tengo miedo que el día de mañana busque a su madre biológica”, “pienso que quizá no me vaya a reconocer como una madre”. Piensa esto: serás tú quien lo tenga dentro de ti durante 9 meses, lo alimentarás tu, lo cuidarás tu. ¿Cómo no va a reconocerte como una madre?

 

  • ¿El parecido genético? ¿Es acaso esa la regla universal?

 

El ser parecido a tu padre o madre no es la regla: ¡Hoy en día más bien es la excepción! Por raro que suene…piensa cuántos niños conoces que no tienen parecido físico a sus padres o madres. En realidad, el parecido que muchas veces vemos son gestos, expresiones, tono de voz…¿Y adivina qué? Esos parecidos se consiguen durante la crianza.

 

  • La genética que tú le das de herencia es la más importante: la de los valores.

 

Piensa esto: ¿Te haría feliz tener un hijo idéntico a ti si no es una buena persona? Creemos que no. Por eso, lo más importante que le darás es la educación como una buena persona, llena de valores que lo harán mejor persona el día de mañana.

 

  • Disminuye el riesgo de enfermedades genéticas.

 

¿A que no sabías esto? Cuando comienzas un tratamiento de ovodonación, es mucho más bajo el riesgo de tener un hijo con alguna enfermedad ya que se realizan múltiples pruebas genéticas. 

 

  • Se sentirá amado/a: porque sabrá que luchaste por él/ella

 

¿Realmente crees que podría rechazarte? Imagínate el momento cuando le cuentes cuánto luchaste por tenerlo/a. Sabrá que el amor más grande de su vida es claramente el tuyo.

 

No dejes de cumplir tu sueño ni dejes que te gane el miedo de suposiciones que no han pasado. El miedo paraliza pero el amor es mas fuerte. Desde CER Santander te animamos a cumplir tu sueño y te acompañamos con empatía durante todo tu proceso.