Inseminación artificial conyugal

Existen algunas situaciones en las que la técnica reproductiva a realizar es una inseminación artificial conyugal. El procedimiento consiste en:

  • Control de la ovulación de la mujer mediante la aplicación de un tratamiento médico
  • Selección de los mejores espermatozoides, presentes en el eyaculado del varón, mediante técnicas de laboratorio
  • Introducción de estos espermatozoides en el interior del útero, de manera que sólo tengan que recorrer el trayecto de las trompas, para encontrarse con el óvulo
  • A los 13-15 días tras la realización de la inseminación se puede saber si la técnica ha tenido éxito